por

No creerás como el arte se adueñó de estos hospitales

Dado el aburrimiento que genera la espera en los hospitales, estos se han abocado a utilizar técnicas poco convencionales para generar un ambiente interesante, sobrecogedor y amigable para que los pacientes y usuarios se sientan un poco más a gusto cuando se encuentra contra la cruda realidad de tener que pasar un tiempo incalculable en las salas de esperas de hospitales de la ciudad, esperemos se torne cultura y en todo el mundo se empiece a aplicar el proliferar el arte como cultura.

En medio de una de las tantas salas de espera que tiene el hospital Vélez Sarsfield, se observa una vitrina que poseen de retratos de osos muy coloridos y con una virtud “sanadora”, pues así lo describe su autor, el señor Diego Urbano, la cual es solo una de las galerías que se evidencian a los largo de los hospitales de servicio público porteño, hacen un total de seis estas galerías y se conoce que fueron instauradas por el sector colectivo de arte del museo urbano de la ciudad.

Hasta donde se sabe es una iniciativa que tuvo sus primeros pasos hace aproximadamente 12 años, pues se fungía con la idea de llevar el aspecto de las obras de arte a una parte del público que no se reconocía en forma habitual como un destinatario ordinario. Además del hospital público Vélez Sarsfield, también se trasladaron al hospital público Argerich, al Rivadavia, el tornú, a clínicas y Muñiz.

En cuanto a la reacción de las personas que se pasean por estos hospitales públicos, se ha hecho un estudio analítico y se ha determinador que es innovador porque a una gran mayoría les interesa y otro sector mínimo simplemente pasan de largo antes las obras de arte, se considera que una experiencia muy interesante para los espectadores de los hospitales públicos porque estos simplemente se encuentran con otra sin esperarla ni imaginarla pues están situadas tanto en las salas de espera como en sitios donde también pueden hacer un poco de tiempo los usuarios de las instalaciones como son los jardines externos, corredores y jardines internos.

No obstante, también en opinión de la artista Olivia Marcela afirmo que los momentos donde se instauran las obras de arte (montaje y armado) son las que promueven un mayor revuelo dentro de los pacientes, estos aprovechan a los artistas que suelen asistir para hacerles preguntas, opinar de las obras y crear un ambiente más dinámico del habitual.

Para mantener el interés de los usuarios se han encargado de variar las obras en un lapso determinado de cada dos meses y se realiza mediante convocatoria pública para que los artistas que estén prestos a presentar sus ideas, lo hagan. Para la artista Marcela Olivia, su mayor desafío es asimilar el contexto donde se exponen las obras y tener las adecuadas para el entorno, considera que es un trabajo donde el hospital es como la calle, donde expone su arte.

Escribe un comentario

Comentario