por

Dos argentinos cósmicos hacen arte con meteoritos

Nicolas Goldberg y Guillermo Faivovich son dos argentinos que exponen al mundo dos piedras que cayeron en el Chaco y ahora son obras de arte.

Este hecho ocurrió hace 4 mil años atrás, pero el fenómeno comenzó a formarse hacía miles de millones de años, cuando una masa de 800 toneladas de hierro, se desprendió del cinturón de asteroides que se encuentra entre Marte y Júpiter y se dirigió a la Tierra. Al atravesar la atmósfera, estalló en pedazos y cayó en lo que hoy se conoce como Campo del Cielo.

Los meteoritos alteraron la geografía con sus cráteres y la vida de las personas del lugar…

Faivovich y Goldberg son artistas. Desde hace más de 10 años, trabajan en un proyecto de investigación que busca reconstruir la historia del lugar y generar imágenes, ideas y discursos que hablan más del ser humano que del Sistema Solar.

El 30 de mayo de 2006 salieron a conocer El Chaco, el segundo meteorito más grande del mundo. En el camino hicieron escalas para ver especímenes de Campo del Cielo que se exhibían en otros puntos del Litoral.

 

Más tarde, fueron noticia al diseñar una estampilla 3D con la imagen de El Chaco, la cual fue emitida por el correo de Argentina en julio de 2007.

Ese mismo año comenzaron su primera obra: reunir las dos partes principales de un meteorito que fue diseccionado hace 40 años antes, llamado El Taco, Una de esas partes, descansa a la intemperie junto al Planetario de Buenos Aires; la otra estaba en el Instituto Smithsoniano, en Estados Unidos

Los meteoritos Conquistan Europa…

En el 2010, F&G lograron  otro proyecto a gran escala: trasladar el meteorito a Kassel, Alemania, para exhibirlo en una muestra de arte. Después de dos años de gestiones, el Poder Legislativo autorizó el traslado. Sin embargo, una vez aprobado, F&G abortaron la iniciativa. Decidieron no seguir adelante porque había tomado un giro que no les interesaba.

F&G recopilaron toda la historia de su proyecto en un libro repleto de documentos, ensayos y fotografías. Además de esa bitácora, en la feria de arte alemana documenta presentaron una serie de piezas que derivan de sus investigaciones y una escultura de hierro fundido que ocupó el lugar central.

La aparición de 410 meteoritos listos para el contrabando, que la Fiscalía de Estado incautó en un campo de Santiago del Estero hizo que los artistas se pusieron en contacto con las autoridades y, ante la falta de especialistas, terminaron formando parte  del asesoramiento del proceso de pesaje, nominación e indexación de las piezas. El año próximo, Decomiso se exhibirá en el Museo de Arte de la Universidad de Arizona.

Hoy, más de 10 años después del comienzo, F&G siguen trabajando en Una guía a Campo del Cielo. Aunque las imágenes, ideas e historias de sus meteoritos se multiplican. Afirman tener una mirada propia y las preguntas que los guían no siguen un protocolo. “Hacemos todo con la libertad del artista.”

Escribe un comentario

Comentario